Así fue, así pasó

Desde la Casa Grande del Padul por Isidoro

Isidoro Villena

Van pasando los días de Noviembre con una ligera despedida de las lluvias y unos días, que pasadas la primera horas hora de la mañana, se convierten en algo agradable, pero muy cortos, porque hasta el 21 de diciembre se van recortando sus horas de luz dando paso la noche y conforme va llegado esta el ambiente por todas partes desaparece.

Durante este mes han continuado las obras de encauzamiento de la rambla y con las lluvias caídas daba la impresión de que se hacían interminables o se había elegido un tiempo inadecuado para su realización. Por otra parte Noviembre es el mes de la música, ya que todas las asociaciones musicales celebran el día de Santa Cecilia con unos conciertos preciosos y magistralmente dirigidos, que suene la música. Despues de sus actuaciones se van a tomar un refrigerio y hasta el año próximo.

Lo que más gustó fue que el Sr. Párroco decidiera levantar el veto que le tenía impuesto al Coro Rociero para que no cantara dentro de la Iglesia y la verdad es que más bonito y hermoso no podía salir. Pero si nos paramos a pensar, nuestra religión es música y existe música adaptada para coros y perfectamente interpretables dentro de una Parroquia, Ermita o Basílica. Existen letras preciosas que en la Parroquia de Almonte la cantan los Romeros y a todos los que somos creyentes se nos estremece la piel. Felicitamos por esta primera actuación, seguro que llegarán más. Aún podemos recordar como siendo pequeños íbamos a la iglesia y los catequistas nos enseñaban unas canciones preciosas y que todas ellas iban orientadas a ensalzar mucho más la imagen de Cristo, la Virgen o sencillamente personajes que brillaron dentro de nuestra religión, como por ejemplo nuestro querido San Sebastián.

 

Por otra parte se piensa en las actividades más próximas en las fechas que estamos y tuvimos la fiesta de las castañas con Pedro-de por vida- y poco después se prepara la Carpa para llevar a cabo nuestra feria agroalimentaria que cada año va a más en función de los días de fiesta que coincidan. Este año el primer día estuvo más floja pero los dos siguientes está a tope a cualquier hora que la visitáramos. Y es que son tantos los ricos productos que se venden y los vinos que podemos degustar que hasta a la persona más abstémia que exista se puede echar un trago.

Pero pasada nuestra feria agroalimentaria ya comienzan las madres a estar nerviosas o dislocadas por ir pensando en los regalos de los Reyes Magos, Santa Klaus o Papá Noel, las cenas y las ropillas se les va la “olla”. Cena de Navidad, dulces que gusten a todo el personal, porque ese es otro problema, ya que por dar la lata se discrepa de todo. ¿Cómo administrar la economía?, yo pienso que son más que auténticas ministras de economía porque tienen la difícil labor de sacar dos euros de uno. También hemos podido saber los problemas que se presentan con los enanos de la casa cuando piden sus reyes, nada de juguetes, un móvil que tenga……bla…bla…y que como estos no se conforman porque aún saben que llorando hacen más huella, pues a gritos, mi nieta con dos años ha pedido un móvil. Que la madre le da de comen?, mami ponme un video y la niña a comer con su video, su cuchara favorita y que le dé la comida…mamá. Esto es algo así como terrorismo familiar.

A propósito de este tema me surgió una anécdota en unos gras almacenes, fui a comprar un móvil nuevo y yo no lo entendía y entonces el Comercial me preguntó; ¿Tiene usted niños pequeños en la casa?. Sí respondí yo y me dijeron le da usted el teléfono s se lo ponen “Nike”.

Escribiendo sobre la Navidad debemos hacer algunas advertencias, si hay que conducir lo mejor es beber lo menos que se pueda y si vas a conducir no consumas alcohol, son unas fiestas muy entrañables como para dejar en la familia un mal recuerdo. Ya sólo queda recordar que si las loterías se acuerdan de nosotros pensemos un poco en los demás y si no nos toca compramos para la de la Once o la del Niño.

Que pasen todos nuestros lectores unas felices fiestas y los que no nos leen hacen bien, pero que también disfrutes de esta Navidades y de los Reeeeeeyeeeeees.

 

Feliz año 2019 y que llegue con los mejores deseos.

Desde nuestro periódico El Valle de Lecrín

Isidoro Villena

  Director: Vitaliano Fortunio  -  Tlfno. contacto y para contratar publicidad: 666 64 78 24