Así fue, así pasó

A nuestros sanitarios, un homenaje muy merecido

Desde la Casa Grande del Padul por Isidoro

Isidoro Villena

Como viene siendo habitual, cada 28 de Febrero celebramos el Dia de Andalucia, esta Andalucía nuestra que nos manipulan desde Sevilla haciéndonos creer que todos los andaluces tenemos los mismos derechos y las mismas aportaciones económicas para salir hacia adelante con nuestros proyectos Municipales. Esto no es un recuerdo a nadie, sencillamente es tan solo una forma de comenzar. Como es habitual, en Padul acudimos más de 300 paduleños a los Jardines del Parque de la estación y a la hora convenida tomó la palabra El Sr. Alcalde y hizo un recorrido de la vida paduleña durante los dos años que llevamos con esta fea compañera/o de viajes, nos referismos a la pandemia que ha arrasado todo el mundo llevándose miles y millones de seres humanos. Algunos de estos, al vivir en lugares más pobres y humildes han caído sin remisión al hoyo de la Eternidad.

Yo, personalmente puse mucha atención al discurso del Sr. Alcalde y me sentí muy feliz porque un largo discurso para recordar el trabajo y sacrificio de nuestro personal médico en general. Hizo referencia a todos los que están en torno a los ambulatorios y a aquellos que no vemos, pero que están vigilando por la vida de nuestros familiares y son ellos los que han ido cayendo victimas de su propio trabajo. Vuelvo a escribir del Alcalde porque tuvo una idea genial, a parte de honrar a los vivos también tuvo palabras para aquellos que vilmente fueron victimas de la pandemia luchando porque nosotros no fuéramos ni siquiera portadores. . Pienso que el personal médico se merecía este homenaje y todos nos sentimos conmovidos porque decía verdades muy grandes.

Acto seguido se levanto un monolito en honor a ellos, ¿qué menos.?. Estuvo muy bien y todo el Ayuntamiento-partidos- que estaban presentes y por supuesto nuestra banda de música, que es fenomenal, qué buen trabajo están realizando con los chaveles. Personálmete me emocione y sobre todo cuando se entonó el Himno de Andalucia y todos los allí presentas cantábamos hasta donde sabíamos, pero llegamos hasta el final.

Pienso que lo del Monolito fue una gran idea y Dios quiera que no lo pinten con esos parasoles y que sirva para recordarles a nuestros descendientes que Padul siempre ha sido un pueblo agradecido y aquí se queda plasmado como agradecimiento a las personas que ya hemos mencionado. Deseamos que estos virus, que tantos nombres han poseído, desparezcan para siempre.

Ahora hago un poco reportaje de fotos para que siempre se sepa que por paduleños fue hecho.

  Directores: Fabienne y Vitaliano Fortunio  -  Tlfno. contacto y para contratar publicidad: 666 64 78 24