Asomándose

a la luz

David Rios

David Ríos

Piedra Ventana, peña horadada por el tiempo

Marco imposible de roca quebrada. Contemplas la bruma del invierno tardío remontando suavemente la ladera de la montaña, acariciando sin prisa lomas y barrancos tapizados, a esta hora del día, del verde fluorescente que mana de las entrañas del pinar.

Desde la depresión del Padul, prisionera la niebla desde el amanecer, las nubes que no pudieron o quisieron ser rocío van envolviendo paulatinamente, transparentes y decididas, las cotas más elevadas del Valle.

Mirador de fantasía, capricho de mineral disuelto por el agua sin descanso. Apuntas con la clave de tu arco , desafiante, con la confianza que da tu victoria sobre el tiempo, a lo más alto que pudo llegar la Sierra en sus orígenes.

Cuánta vida enmarcada por tu caprichosa silueta. Como la del azor, recién estrenada. Refugiado en los más profundo e intrincado del bosque, abre los ojos de par en par, colmados por la luz que el nuevo día le regala.

Que todos los días del nuevo año llenen de luz la mirada de aquellos que sean o se sientan parte de este bien llamado Valle de la Alegría. Que sus éxitos, sueños e ilusiones vayan extendiéndose sobre el paisaje, ensanchándolo hasta llegar a ser inabarcables desde esta privilegiada ventana.

  Director: Vitaliano Fortunio  -  Tlfno. contacto y para contratar publicidad: 666 64 78 24