Los enfermizos celos de ‘Vale’

Ramón Sánchez

 

Los recientes acontecimientos ocurridos en Termas de Río Hondo, donde se celebró el Gran Premio de Argentina, han puesto el motociclismo mundial al rojo vivo. El atropello de que fue víctima Valentino Rossi por parte de Marc Márquez, hizo estallar la ira del italiano y junto a él la de su numerosa hinchada diseminada por todos los países del mundo, no en balde es el piloto más popular que jamás haya existido.

Aparte de negarse a aceptar las disculpas del español, echando con cajas destempladas a él y a sus colaboradores de su cuartel general tras la carrera, ‘Vale’ hizo unas explosivas declaraciones como “Le he dicho a Webb (uno de los directores de carrera) que Márquez está loco y que todo lo hace a propósito. Espero que actúe y lo castiguen”. Y se salió con la suya.

Poco recordaba Rossi la patada que propinó en plena carrera al ilerdense hace tres años en Sepang. Su sanción, por llamarla de alguna forma, fue mínima, ya que sólo tuvo que salir el último en la siguiente carrera. Sin embargo, ahora, en Argentina, a Marc le castigaron con 30 segundos, lo que le hizo perder todos los puntos.

 

El problema de fondo es que Valentino, probablemente el mejor piloto de todos los tiempos en dura competencia con Giacomo Agostini ha tenido enfrentamientos con todos los pilotos que amenazaban su supremacía. Una lista integrada por nombres ilustres como Max Biaggi, Sete Gibernau, Marco Melandri, Nicky Hayden, Casey Stoner, Jorge Lorenzo y, ahora, Marc Márquez. Según él, todos eran malísimos e iban en contra suya, haciéndole faena tras faena.

‘Vale’ se resiste a admitir que ya tiene 39 años y que, lógicamente, cada vez le resulta más difícil el cruzar la línea de meta en primera posición. Tiene en su poder nueve títulos mundiales en las tres categorías, siete de ellos en Moto GP, pero ve con angustia cómo Marc, a sus 25 años, ya ha ganado seis de esos títulos, cuatro en Moto GP. Por otra parte, le molesta que el español sea el piloto más joven en alcanzar esos seis entorchados mundiales (los consiguió con 24 años y 254 días) superándole a él (25 años y 244 días) y a Mike Hailwood (25 años y 107 días).

Siempre sentí simpatía por Rossi, quizá por haber nacido en Urbino, una pequeña localidad de Las Marcas, en cuya universidad tuve el gusto de estudiar, pero me ha decepcionado profundamente su actitud de ‘prima donna’ de la escena que pretende cerrar el paso a la siguiente generación. Su actitud de llorón impenitente deja mucho que desear en una figura de su talla.

Cierto es que Marc Márquez tiene un estilo de pilotaje peculiar y muy arriesgado, pero nadie, excepto los fans del italiano, puede poner en duda su deportividad. Lo malo es que, desde que hace sombra a Valentino, se ha convertido en blanco de todas las iras de los numerosísimos seguidores del de Urbino.

Se avecina una temporada apasionante, con un duelo en la cumbre entre ambos. Lo que nadie puede poner en duda es que tanto uno como el otro (nacidos con un día de diferencia aunque, lógicamente, en años diferentes) pasarán a la historia del motociclismo. Y tengo la impresión de que ‘Vale’ tendrá que aguantarse sus celos para ver  cómo su máximo rival sigue cosechando triunfos. Es ley de vida.

  Director: Vitaliano Fortunio  -  Tlfno. contacto y para contratar publicidad: 666 64 78 24