Un panorama sombrío

Ramón Sánchez

 

Ramón Sánchez

 Desde que tengo uso de razón, y les aseguro que ha pasado un largo tiempo, las escenas se repetían machaconamente desde el noreste de este país (léase Cataluña), que, de momento, sigue siendo España.

Después de cada sorteo futbolístico, bien fuera nacional o europeo, surgían voces que, de forma más o menos abierta, se quejaban de la suerte que había tenido el Real Madrid en comparación con su Barça. Y algunos llegaban más lejos, al insinuar aquello de las bolas calientes y los amaños. Algo que, por una vez, no pasará en esta ocasión.

Y es que, en el emparejamiento para los octavos de final de la Champions, la mala suerte no se ha cebado tan solo en el conjunto madridista, sino que el gafe se ha extendido al Atlético e incluso al Getafe. Por el contrario, los blaugrana, al igual que el Valencia, no se pueden quejar de la perita en dulce que les ha tocado.

Porque tanto los hombres de Zidane como los de Simeone tendrán que afrontar a dos de los grandes favoritos para hacerse con el título. Como ya sabrán los buenos aficionados, el rival de los blancos será el Manchester City, cuyos lazos con las autoridades de Quatar han permitido a su entrenador, José Guardiola, hacerse con lo mejorcito del mercado.

 

Con una plantilla de estrellas como De Bruyne, Agüero, Mahrez, Sterling, David Silva, etcétera, ¿cuáles son las posibilidades de un Madrid que, ante lo disparatado del mercado internacional, ha apostado decididamente por los jóvenes que muestran tanta ilusión como falta de experiencia?. La única esperanza es que, de aquí a febrero y marzo, cuando se disputen las eliminatorias, el Madrid haya encontrado el camino del gol y que el potencial de ambos clubes esté un poco más equilibrado. Crucemos los dedos.

Y si el Madrid lo tiene complicado, ¿qué decir del Atlético? Enfrente va a tener al Liverpool, actual campeón y líder destacadísimo en la Premier. Jürgen Klopp, su entrenador, ha logrado reunir un sólido bloque que funciona a las mil maravillas, con un tridente atacante (el que componen Mané, Salah y Firminho) que se está mostrando implacable. Aparte, claro está, del que, con razón, dicen es el mejor defensa del mundo, el holandés Van Dijk.

Así pues, las bazas del Atlético parecen escasas. Los rojiblancos no atraviesan este año su mejor momento. Han sido muchas las bajas sufridas y el equipo está en plena reestructuración. Por otra parte, al igual que su ‘eterno rival’ parece negado para marcar. ¿Imposible seguir adelante? Pues casi, casi.

Por último, el modesto Getafe, auténtica revelación de nuestra Liga, al igual que lo fue la pasada temporada, se encontrará con el rival más difícil de los que entraban en el bombo de la Europa League. Rebotado a última hora de la Champions, los holandeses del Ajax se perfilan como los grandes favoritos de esta competición.

De esta forma, sólo Barcelona y Valencia, ante Nápoles y Atalanta, respectivamente, parece que podrían convertirse en los últimos representantes españoles en la máxima competición del fútbol europeo por equipos. Y es que los dos conjuntos italianos en una mala racha alarmante dentro del Calcio, eran el oscuro objeto del deseo por parte de todos los participantes.

En resumen, que el panorama de nuestros equipos en las citas europeas es francamente sombrío, por no decir oscuro tirando a negro. Todo aquel que haya visto jugar este año a los mencionados Liverpool y Manchester City, y al Paris Saint Germain, tiene que destacar a la fuerza cualquier posibilidad de éxito español. Porque, señores, en el fútbol actual mandan los petrodólares. Ya lo decía Quevedo, “poderoso caballero es don Dinero”.

  Directores: Fabienne y Vitaliano Fortunio  -  Tlfno. contacto y para contratar publicidad: 666 64 78 24